Los cursos del SEPE: el nido de quejas detrás de una interminable trama de corrupción

  • Por:jobsplan

21

01/2023

Manu ha hecho un curso del Servicio Público de Empleo Estatal, el SEPE. Dice que uno y no más. Es diseñador gráfico y quería especializarse para ser programador mientras está en paro. Quería aprovechar el tiempo que tenía libre pero afirma que, al final, ha acabado perdiéndolo por apuntarse a un curso en el que no ha aprendido nada. Este caso es en Madrid; en Barcelona, Laia ha vivido una experiencia parecida en su curso de gestión de redes sociales. En los dos casos, se denuncian cursos del SEPE desactualizados con lo que a tecnología se refiere. Unas irregularidades que se suman a una larga lista de polémicas relacionadas con las formaciones del servicio de empleo y que cargan con una trama de corrupción con pocas consecuencias.

Las críticas de los dos alumnos del SEPE pasan por una formación insuficiente y obsoleta. En el caso de Manu, su curso de desarrollo web, HTML, CSS y Javascript estaba mal enfocado. "En vez de enseñar de manera lógica, paso a paso, empezaba por Javascript (el escalón siguiente a CSS y HTML)", explicó a Hipertextual.

Además, todo lo que se enseñó en el curso estaba desfasado unos 10 años. "El entorno que se nos presenta en la simulación es Windows Vista o Windows XP, incluso hay un tema en el que 'usamos' photoshop CS5. Y uno de los temas es Dreamwever, versión de 2010 y HTML4 (la versión actual es HTML5 y ya lleva años implantada)", denunció Manu.

Hay una investigación en curso y varias denuncias. Pero los denunciantes reclaman medidas contundentes para evitar que estas prácticas se repitan. Al parecer, en algunos centros sigue ocurriendo. Nos lo confirma a Hipertextual Susana, una trabajadora autónoma formadora para certificados de profesionalidad en Cataluña. Bajo condición de anonimato, explicó que algunos de sus compañeros siguen devolviendo una parte de su sueldo a la academia. "Se mueve mucho dinero de fondos europeos, del SEPE, las academias quieren ganar dinero y estamos en una situación complicada", dijo.

Estas prácticas tienen un efecto directo en la calidad de la formación. Carlos Martínez es un ex inspector de los cursos del SEPE y ha sido una de las figuras más visibles de la trama de corrupción relacionada con los salarios de los formadores. Tuvo conocimiento de estos comportamientos en 2003 y en 2021 resumió a Hipertextual que no hay interés en formar a los desempleados cómo se debería. "Viene un dinero llovido de la UE y se tiene que gastar sea como sea, si no hay que devolverlo. La instrucción es que se gaste todo, salen cursos donde no hay alumnos suficientes y se hacen deprisa, con profesores muy poco cualificados".

Cuando trabajaba como inspector, veía cada año profesores nuevos en los mismos centros. A pesar de que eso no tiene que significar un problema de calidad de la formación, muestra una tónica preocupante.

El miedo a criticar los cursos del SEPE

Los cursos del SEPE: el nido de quejas detrás de una interminable trama de corrupción

También fue testigo del miedo a criticar los cursos. Manu, el alumno que contó su historia al principio de este reportaje, recordó que en su curso de desarrollo web muchos de los alumnos querían reclamar. Pero que les dejaron entrever que el SEPE los penalizaría si lo hacían. Al respecto, Carlos Martínez añadió que con los alumnos con los que habló mientras era inspector le dijeron, siempre bajo condición de anonimato, que estaban cobrando un subsidio y que les daba miedo que les privaran de la misma si abandonaban la formación.

Puede ser que no todos tengan ese miedo -comprensible por otro lado- a denunciar. No lo tuvo Carlos Martínez, quien informó a sus superiores sobre las irregularidades que algunos formadores le habían contado sobre sus salarios. Explicó que su obligación era incluirlo en el informe. "Si yo hago oídos sordos, estoy encubriendo un fraude en subvenciones". Otros cinco inspectores se presentaron ante sus superiores de forma conjunta para alertar sobre este caso; recibieron como respuesta una invitación a dejar este asunto.

"Me llamaron 5 jefes y me dijeron que les dejaba a todos con el culo al aire si hay uno que se sale del guion. (...) Al final me enviaron como refuerzo a una oficina de empleo sacándome de mis funciones de inspector de formación.(...) Me sacaron de en medio por problemático".

La motivación es importante... para el profesor

La respuesta que el ex inspector recibió hace años ayuda a entender por qué algunos formadores pueden estar hoy en una situación en la que tienen que devolver cada mes una parte de su sueldo para entregárselo al centro donde trabajan. Es difícil saber hasta qué punto sigue pasando. Declaraciones como la de Susana demuestra que al menos hay algún caso, sabemos que la trama de corrupción se está investigando, pero poco más.

Lo que no han desaparecido son las críticas de los alumnos, sobre todo de aquellos que realizan formaciones relacionadas con las competencias digitales, la programación y la tecnología. Como en todas las academias y escuelas, la motivación y compromiso del profesor juega un papel muy importante.

Todos los ex alumnos con los que ha contactado Hipertextual han presentado una queja ante la academia en la que impartieron el curso y ante los servicios de empleo de sus respectivas comunidades. En algún caso han recibido respuesta, en otros todavía la están esperando pero ninguno coincide en que sienta que vayan a tomar medidas drásticas para mejorar la calidad de los cursos.

Fuentes de la Fundación Estatal para la Formación del Empleo (Fundae) confirmaron a Hipertextual que hay algunos alumnos en cada convocatoria que no alcanzan un grado óptimo de satisfacción con la formación recibida. Afirman, sin embargo, que "la insatisfacción no es la tónica general detectada en las evaluaciones del sistema".

Aunque, de todas formas, se contestan las quejas que han sido comprobadas. "En ocasiones, suponen directamente el inicio de una actuación de seguimiento y control para comprobar las condiciones en las que se desarrollan las acciones formativas más allá de la mera comprobación de requisitos formales, contribuyendo a su calidad". Fundae continuó: "En otros casos se recogen las sugerencias de mejora con vistas a nuevas convocatorias y mejoras de futuro".

Quejas vs. evaluaciones

Respecto al contenido de las formaciones, fuentes de la Fundae explicaron que la formación subvencionada debe estar incluida en el Catálogo de Especialidades Formativas, regulado por Orden ministerial TMS/283/2019. A través del mismo, se actualiza el contenido a medida que van surgiendo nuevas especialidades y se adapta a medida que evolucionan las competencias de una materia, como es el caso de las digitales.

Ante la pregunta de este medio relacionada con las quejas de los alumnos que afirman que los contenidos están desactualizados y que la calidad de los docentes no es la adecuada, Fundae respondió que a iniciativa del SEPE y Fundae se desarrolló una evaluación específica sobre la Calidad de los Centros de formación que operan en el SEPE.

Dentro de esta evaluación se incluye el control de los recursos, los medios técnicos y didácticos del profesorado, así como las instalaciones de los centros. Los resultados arrojaron:

Las informaciones y evaluaciones de la Fundae no arrojan ningún dato que pueda ser preocupante. De todas formas, los alumnos de algunos cursos de competencias digitales insisten en las deficiencias. Por su parte, los conocedores y testigos de la trama de corrupción piden otro tipo de medidas contundentes. Que los profesores tengan el sueldo que merecen. Y que se ponga fin al pozo sin fondo de irregularidades, "chanchullos" y polémicas en lo que respecta a los cursos para desempleados del SEPE.

Los cursos del SEPE: el nido de quejas detrás de una interminable trama de corrupción
  • 34
  • Reseñas de un centro de salud para mujeres preferido.

Artículos relacionados