Muere Sara, la mujer que llevaba casi un mes en la UCI en Cartagena tras una lipoescultura

  • Por:jobsplan

25

08/2022

La familia de Sara, madre de dos hijos, ha sostenido desde un principio que sufrió una negligencia médica mientras era intervenida de una operación de cirugía estética en una clínica privada, Virgen de la Caridad de Cartagena. La operación fue el 2 de diciembre.

Según la denuncia, se cometieron graves lesiones a Sara en una lipoescultura hecha por un médico que inició su licenciatura en Chile, siguió en Murcia y concluyó en Nápoles (Italia), que hasta mayo del año pasado fue cirujano cardiovascular del Servicio Murciano de Salud y que recientemente obtuvo el master en medicina estética y antienvejecimiento por la Complutense de Madrid. El doctor, aseguran, no tiene los cinco años de especialidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Los padres de Sara se abrazan.LA VOZ DE SARA

La familia ha contratado a Ignacio Martínez, letrado de la Asociación del Defensor del Paciente, para ejercer acciones legales contra el doctor. Decidió presentar ante la Fiscalía una denuncia por las 'graves lesiones' sufridas, debido a la "imprudencia profesional", durante la intervención a la que Sara se sometió. Graves lesiones que han acabado, lamentablemente, en deceso.

"No temas, porque siempre hablaré a nuestro pequeño de lo valiente que es su mamá"

Los allegados de la mujer abrieron en Facebook una página, La Voz de Sara, que, además de servir como homenaje a la mujer, tiene la vocación de ser una plataforma denunciar otras negligencias en cirugía plástica y medicina estética. En esta comunidad, el padre de los hijos de Sara, Ezequiel, la despedía con unas emotivas palabras: “Te vas a llevar un trozo de mí, pero me dejas lo mas grande de nuestras vidas. No temas, porque siempre hablaré a nuestro pequeño de lo valiente que es su mamá, de cuánto lo ama”.

Muere Sara, la mujer que llevaba casi un mes en la UCI en Cartagena tras una lipoescultura

"Hemos podido despedirnos", contaba a LA OPINIÓN por teléfono Nora, la hermana de Sara, que permanecía junto a sus padres, Felisa y Damián, que han luchado hasta el final con el lema 'Siempre fuertes, siempre unidos', como rezaban los carteles de apoyo a 'La Pingüina', como cariñosamente la llamaban sus allegados.

"Se podía haber evitado"

El jueves 2 de diciembre, a las 8 de la mañana, Sara ingresaba en la Clínica Virgen de la Caridad, donde su cirujano alquiló un quirófano para hacerle una lipoescultura. El médico informó a la familia de que en un principio había ido bien y que se había desestabilizado un poco.

Sara informó de que ya contaba con una abdominoplastia y preguntaba si se podía someter a esa operación estética. El cirujano le aseguró que no había ningún problema.

"Vamos a luchar por hacer justicia, que no le quepa duda a nadie", dice el hermano de la fallecida

Sus familiares creen que la mujer no necesitaba la operación "porque es algo que se podía haber evitado por el mal consejo de un profesional", declara la expareja de Sara, Ezequiel Nicolás.

Lo que pensaban que iba a ser una intervención sencilla fue lo que le mandó directamente a la UCI del hospital Santa Lucía en estado grave: "Aquí llega en un estado casi fatal", asegura el hermano.

Un hermano, Rubén, que este día 1 escribía: "Doy las gracias a Dios por la mejor hermana mayor del mundo, y vamos a luchar por hacer justicia, que no le quepa duda a nadie".

En la petición que ha abierto en Change, el hermano manifiesta: "¿Crees que el caso de Sara es el único? En absoluto, 9 de cada 10 'cirujanos estéticos' no tienen dicha preparación ni cualificación, haciendo de esto una temeridad y un grave peligro para la vida de las personas, además de un negocio para ellos; y todo porque el Gobierno no pone freno a este intrusismo profesional".

"No sabemos nada", apuntaba este día 1 Nora, preguntada por si su abogado les ha informado de alguna novedad en el proceso en los tribunales, que, tras el deceso de la mujer, se transforma en una causa por homicidio.

Muere Sara, la mujer que llevaba casi un mes en la UCI en Cartagena tras una lipoescultura
  • 149
  • cómo convertirse en un defensor de la salud de la mujer

Artículos relacionados