¿Quién deja extrañas ofrendas por las calles? | Noticias de Zaragoza en Heraldo.es

  • Por:jobsplan

21

04/2022

¿Qué puede significar la presencia de un altar/ ofrenda en pleno casco urbano de Zaragoza o en la ribera del Ebro? ¿Santería? ¿Rituales para atraer el amor o alejar la mala suerte? Quizás ha sido coincidencia o quizás no, pero hace unos días alguien se esforzó en montar con primor y cuidado lo que aparentan ser dos pequeños altares en diferentes emplazamientos de la capital aragonesa. Y podría haber más, de los que aún no se sabe.

Uno de estos cuencos fue colocado en la esquina de la calle Mayor con Diego Dormer, en la puerta de la cervecería Mayor, entre la 1.00 y las 2.00 del 16 de marzo. Dos fuentes de barro llenas de frutas dispuestas con esmero. En uno, una manzana cortada en cuatro trozos, sobre un lecho de lechuga fresca y cebolla roja, con unas monedas de euro por encima, un puro y varios cigarrillos sueltos. En otro, más manzanas acompañadas de fresas cortadas, uvas, siete rosas rojas y un lápiz de labios del mismo color. Alrededor de ambos recipientes, media botella de champán Moët & Chandon y otra casi llena de whisky Johnnie Walker etiqueta roja, un mechero, una vela roja y otra blanca.

La otra ofrenda se encontró unos días antes junto a una farola en el parque de Macanaz, en la ribera izquierda del Ebro. Por su apariencia, se puede considerar que era más modesta que la otra, ya que las rosas habían sido sustituidas por claveles rojos y la fruta fresca por frutos secos y frijoles. En esta ocasión, el oferente se inclinó por media botella de tequila José Cuervo, pero coincidió con el anterior en el puro, las velas y añadió cerillas y un vaso.

¿Quién deja extrañas ofrendas por las calles? | Noticias de Zaragoza en Heraldo.es

Su presencia levantó todo tipo de especulaciones entre las personas que las encontraron y algo de inquietud. No obstante, expertas como Carmen Gallego Ranedo, profesora de Antropología Social y Cultural del departamento de Psicología y Sociología de la Universidad de Zaragoza, se inclinan más por creer que se trata de ofrendas que se hacen para personas o divinidades con el objetivo de alejar la mala suerte y atraer la fortuna o el amor.

"Ambas siguen pautas similares y tienen más o menos el mismo origen. En las dos hay elementos muy significativos: la comida, el tabaco, el fuego, la luz que ilumina (el mechero)", explica. Añade que cuando se pone en la puerta de un bar, como en uno de los casos, puede ser porque alguien quiere rememorar un momento feliz, de amor o de diversión y se rinde homenaje al local o se hace una ofrenda de agradecimiento. En el otro caso, se inclina por pensar que puede ser para atraer el amor.

"Los elementos de comida tienen un significado para alejar la mala suerte. La cebolla roja en los dos casos revela el peligro de la luna y se utiliza para alejar al demonio. Las fresas y las uvas, pero más las fresas, son un homenaje a Venus. Cuando aparecen muchas se relaciona con dar mucha vida", indica Carmen Gallego, puntualizando que simplemente se trata de una interpretación y que aunque la antropología es una ciencia, no es "exacta". Siguiendo este esquema, las manzanas serían el símbolo de la tentación y se usan para atraer el amor y el dinero para captar fortuna.

Por su parte, Luz Marina Vélez, antropóloga colombiana, explica: "Una mirada desde la antropología a los mitos, los ritos y los rituales, evidencia, como dice Malinowsky, que "la magia es parte de la dotación original de la humanidad primigenia". Añade que las ofrendas pueden ser un ritual aparentemente orisha. Esta es una divinidad de la religión yoruba o santería, que tiene sus raíces en África.

Noticias relacionadas

¿Quién deja extrañas ofrendas por las calles? | Noticias de Zaragoza en Heraldo.es
  • 183
  • Cómo quitar el lápiz labial de mi ropa

Artículos relacionados