Levanta la Cabeza Simone Giertz y sus robots ridículos (o no tanto)

  • Por:jobsplan

04

03/2022

El pasado 1 de noviembre, Simone Giertz cumplió 30 años. Su vida es como un cuento. Esta mujer, que nació en Suecia y vive en California, a días parece el carpintero Geppetto, los hermanos Wright, el chiflado Doc Emmet Brown de ‘Regreso al futuro’ o la Ada Lovelace de la era YouTube. Algunos ven a esta joven inventora, apasionada de los robots, como el prototipo de científico loco de nuestro tiempo. A ella le da igual lo que piensen, tiene 2,3 millones de suscriptores en su canal de vídeos y mil planes por delante. Muchos no entienden por qué ha inventado un fotomatón para perros, un aplicador de lápiz labial, un dron peluquero, un casco para cepillarse los dientes o un despertador que cumple su función a base de guantazos. “Inventos inútiles”, como le gusta llamarlos. Hace casi 3 años, Simone anunció que le habían diagnosticado un tumor cerebral benigno. Después de operada, en enero de 2019, grabó otro vídeo para reconocer que el mal había vuelto a su cerebro. Aquel vídeo fue visionado más de 3,3 millones de veces. A pesar de los problemas médicos, Simone sigue fiel a su filosofía vital: inventar, inventar e inventar. Antes de poder cumplir sus sueños robóticos, Giertz fue periodista deportiva de artes marciales. Qué cosas.

Recientemente, en verano, la compañía danesa LEGO puso a la venta un kit que permite a los usuarios crear robots para jugar: el Mindstorms Robot Inventor. Pues bien, la fabricante de ladrillos de plástico cedió material a Simone para que inventase lo que quisiera y a ella solo se le ocurrió hacer una cabina de fotomatón para perros. El animal, una vez dentro del habitáculo, tiene que presionar un botón. Cuando lo hace, la maquinita suelta una recompensa en forma de golosina para el perro y toma una foto instantánea. "Me dirigí a mi perra de tres patas y asesora ‘Scraps’, que siempre está conmigo en el taller.Aunque mi carrete de la cámara contiene casi exclusivamente fotos de ella, todavía quiero más fotos de mi perrita, especialmente durante el 2020. ¿Y qué tal si elimino al intermediario y encuentro una manera de que ella misma se tome sus propias fotografías?", pensó la inventora.

Su penúltima creación ha sido una camioneta Tesla artesana. El 18 de junio de 2019 subió un vídeo explicando lo que estaba haciendo. Tuvo más de 12 millones de visualizaciones. Hoy ya tiene en marcha su ‘Truckla’, la primera pickup Tesla que no ha fabricado Tesla. Giertz acostumbra a trabajar en su hangar californiano, tirando de amigos del mundo tecnológico más underground. De esta forma se hizo con el vehículo Tesla más barato del mercado, el Model 3, e ideó como cortar toda la mitad superior del coche a partir de los asientos delanteros para así transformarla en una camioneta. El equipo de apoyo le ayudó a desmontar el vehículo casi por completo, para lo que utilizaron sofisticadas herramientas de corte. Hoy, Simone viaja en ella con “sus cosas”.

Hija de una 'cazadora de fantasmas' de la televisión sueca y de un productor televisivo, en abril de 2020, en pleno confinamiento planetario, la experta en robótica mostró en Twitter otro de sus inventos: “un padre orgulloso que por 25 centavos te da una palmadita en el hombro”, explicó Simone. La incertidumbre y los días extraños provocan monstruos. En el caso de la joven sueca, provoca robots que por muy absurdos que parezcan, cumplen su función. Si quieres saber más sobre Simone, en esta semblanza de la periodista Lauren Goode (The Wired) tienes todos los detalles de su vida.

Es cierto que cada vez hay más chicas interesadas por la robótica y las disciplinas vinculadas a los sectores STEAM (siglas en inglés de Ciencias, , Ingeniería, Arte y Matemáticas), pero todavía son minoritarias. Según la Fundación Esplai, que hace unas pocas semanas presentó un videojuego para animar a las estudiantes a ser científicas y tecnólogas, asegura que en España solo el 35 % de los alumnos matriculados son mujeres y las investigadoras que trabajan en estos campos solo llegan al 28 %.

Levanta la Cabeza Simone Giertz y sus robots ridículos (o no tanto)
  • 167
  • como quitar el labial del pelo de un perro

Artículos relacionados