En Costa Rica, aún muchas niñas y adolescentes viven atrapadas en relaciones de pareja impropias

  • Por:jobsplan

31

05/2022

Si bien la problemática ha disminuido en los últimos años, aún se registran muchos casos de hombres adultos que se relacionan con menores de edad. Una parte de la población sigue justificando este tipo de relaciones abusivas y machistas.

Ciertamente, Costa Rica ha mostrado avances en temas sociales como la disminución de embarazos en adolescentes, esta problemática continúa tocando a cientos de hogares costarricenses.

Además, se registraron 5.920 nacimientos en adolescentes entre 15 y 19 años. Es decir: 16 nacimientos diarios.

A esta situación se suma el hecho de que muchas de las niñas que son madres están también vinculadas a una relación impropia, en la que sus parejas son hombres mayores de edad.

“Se trata de relaciones desiguales porque -por lo general- una de las dos personas tiene mayores herramientas, poder adquisitivo y más experiencia a nivel de relaciones de pareja”, explica Magaly Rojas, profesional ejecutiva y psicóloga en atención de mujeres de violencia en la Unidad Regional Huetar Norte del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

Además de los embarazos adolescentes, existen una serie de consecuencias que generan las relaciones impropias:

Marcadas diferencias de edad

En Costa Rica, las mujeres comienzan una relación impropia cuando aún son niñas de incluso 10 años, indica el INAMU.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y UNFPA, en el 2020 se registraron en el país 611 nacimientos en niñas de 14 años o menos. Esto representa el 0,8% del total de nacimientos en el país.

En cuanto a las adolescentes entre 15 y 19 años, en el 2020 se registraron 15.999 nacimientos. Es decir, 20,5% del total de nacimientos.

Una sociedad que normaliza y alimenta las relaciones impropias

En Costa Rica, aún muchas niñas y adolescentes viven atrapadas en relaciones de pareja impropias

Pese a las alarmantes estadísticas, la sociedad continúa volteando la mirada ante este tipo de situaciones y normaliza y alimenta el hecho de que un hombre esté con una mujer menor de edad.

Según Milena Grillo, Directora de Estrategia e Innovación de Fundación PANIAMOR, es normal que las familias justifiquen este comportamiento con mitos como:

¿Por qué se continúan justificando las relaciones desiguales?

Para Grillo, hay muchas razones de fondo, impulsadas entre otras cosas por la necesidad económica de las familias, quienes ven en este tipo de hombre la forma de obtener recursos adicionales para costear los gastos del hogar. De esta forma, los hombres también ejercen las relaciones de poder y hasta la tutela sobre las mujeres.

“También hay situaciones pseudorománticas que justifican las relaciones impropias”, indica la funcionaria de la Fundación PANIAMOR. Esto tiene que ver con el hecho de que muchas mujeres idealizan a estos hombres y los ven como adecuados.

Al amparo de la ley

La Ley de Relaciones Impropias 9406 castiga con cárcel a quienes siendo mayores de edad mantengan relaciones sexuales con personas menores de 15 años, si la diferencia de edad entre ambos es de cinco o más años. Impone el mismo castigo cuando el menor de edad tenga entre menos de 18 y más de 15 años, si la diferencia de edad entre ambos es de 7 años o más. Además, prohíbe la inscripción de matrimonios que incluyan a personas menores de edad ante el Registro Civil.

En el 2019 entra en funcionamiento la Comisión de Seguimiento a las relaciones impropias. Dicha comisión, conformada por instituciones como PANIAMOR, INAMU, Pani, la Caja Costarricense de Seguro Social, IMAS, Defensoría de los Habitantes y el MEP, entre otras entidades, establece un plan de trabajo sobre lo que se debe hacer en esta materia.

“Comenzamos a impartir talleres a funcionarios públicos paraestablecer y clarificar los nudos que nos estábamos topando en la ley, porque ya tenía dos años de vigencia. Tuvimos avances porque el Tribunal Supremo de Elecciones comenzaba a dar datos sobre los niños nacidos de personas menores de edad”, indica la representante del INAMU.

No obstante, una de las trabas radica en que dichos datos no arrojan la edad de los padres, por lo que se complica establecer si los nacimientos se dieron en el marco de las relaciones impropias.

Por esta razón, la Comisión comienza a sensibilizar mediante talleres a los funcionarios claves de distintas instituciones, para que pudieran captar cuando recibían un caso de relaciones impropias y de esta forma darle un adecuado seguimiento.

Actualmente, entidades como el INAMU y el PANI trabajan en desnaturalizar este tipo de relaciones y en acabar con los mitos que siguen justificando las relaciones impropias en la sociedad.

No obstante, la Ministra de la Condición de la Mujer resalta que hay mucho por hacer, entre esto promover un cambio de patrones culturales que no naturalicen estas conductas, instaurar formas de eliminar la violencia, empoderar a las menores de edad, educar sobre el tema e identificar las situaciones de riesgo.

¿Cómo denunciar una relación impropia?

Puede acudir a las instancias judiciales.

Llamar al 9-1-1 para pedir asesoría.

En Costa Rica, aún muchas niñas y adolescentes viven atrapadas en relaciones de pareja impropias
  • 355
  • ¿Cómo se relaciona la violencia de pareja con la salud de la mujer?

Artículos relacionados