Cómo el machismo en la medicina le cuesta la salud a las mujeres

  • Por:jobsplan

11

06/2022

Anuncios

La violencia machista también es un problema de salud pública. Así lo reconocen organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que afirma que un tercio de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida.

Eso significa que más de 730 millones de mujeres supervivientes de las agresiones conviven con sus consecuencias –el 40% sufrió lesiones a raíz de esta violencia. Además, tienen el doble de probabilidades de llegar a tener depresión y otros trastornos de salud mental.

Esto, las que han sobrevivido. En 2020, 87.000 no lo hicieron y fallecieron víctimas del feminicidio. Es una cifra comparable, sin ir más lejos, con el millón de mujeres que mueren anualmente por VIH, según cifras de la ONU.

Sin embargo, las consecuencias sobre la vida y la salud de las mujeres por las agresiones no son la única cara de la violencia machista en el ámbito médico. Hay otro, quizás más invisibilizado, que también pesa sobre el bienestar de la mitad de la población: los sesgos de género en la ciencia.

La mirada masculina predomina en la salud

Cómo el machismo en la medicina le cuesta la salud a las mujeres

"Por una parte, al sujeto que se investiga es principalmente al hombre, pero además también es quien está investigando. En todas las investigaciones científicas, y sobre todo en el ámbito de la salud y de la medicina, las personas que han hecho las investigaciones han sido hombres", apunta Patrícia Canut, integrante de 'Les Luciferases', una asociación de divulgación científica feminista y social.

Lo que conlleva que haya mucho menos conocimiento sobre el cuerpo de las mujeres y de distintas identidades de género. Un claro ejemplo son las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en todo el mundo tanto para los hombres como para las mujeres, pero que, sin embargo, seguía considerándose una enfermedad masculina hasta hace poco.

"Cuando una mujer tiene síntomas de una enfermedad cardiovascular, no son los mismos que los que tiene un hombre. Pasa muchas veces que mujeres tienen estos síntomas, acuden a centros de salud y no se las diagnostica bien. Muchas veces, acaban en enfermedades graves o incluso en la muerte", afirma Canut.

Además del conocido síntoma del agudo dolor de pecho y de brazo izquierdo de un ataque al corazón, es posible que en las mujeres la dolencia se presente como una fatiga inusual, náuseas, mareos o dolores en otras zonas del torso. Sin conocer estas diferencias, son muchas las que no llegarán a tiempo de recibir una ayuda.

La endometriosis, una enfermedad invisible

Otro ejemplo de la invisibilización de las mujeres en la medicina es la endometriosis, una enfermedad que afecta a una de cada diez mujeres en el mundo, pero que ha salido a la superficie solo en los últimos años. "Estaba asociada a dolores menstruales, pero en realidad no es así, es una enfermedad", recuerda Canut.

La endometriosis consiste en que el endometrio, el tejido que recubre las paredes del útero por dentro, crece fuera del órgano. Puede llegar a ser muy dolorosa y causa infertilidad en un tercio de las mujeres que lo sufren. Aun así, el diagnóstico suele alcanzarse siete años después de los primeros síntomas, un promedio que revela la poca atención que recibe.

Para la divulgadora científica, la solución es clara: "Hace falta que entren muchas más identidades a investigar en ciencia. Si toda la población tiene la oportunidad de poner su perspectiva en cómo se hace la ciencia, será más diversa, tendrá más miradas".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Suscribo

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24

Cómo el machismo en la medicina le cuesta la salud a las mujeres
  • 315
  • cuanto cuesta la revista salud de la mujer

Artículos relacionados