De los inventos de la época victoriana a las microagujas: historia de las mascarillas faciales

  • Por:jobsplan

19

08/2022

Mascarillas ayurvédicas en la IndiaHace unos 5.000 años, los seguidores del Ayurveda (de sánscrito “la ciencia de la vida”) empezaron de fabricar las mascarillas faciales y corporales llamadas “ubtan”, que los historiadores consideran unos de los primeros productos cosméticos en el mundo. La composición de las mascarillas ubtan variaba según la temporada, pero su base siempre ha incluido las hierbas frescas, las plantas como aloe vera y cúrcuma así como varios tipos de flores.

Según los ciudadanos indios, estas mascarillas no solo mejoraban el tono de la piel, sino que ayudaron a mantener la salud. Pronto, las mujeres de este país comenzaron a usarlas antes de los rituales y ceremonias religiosas como Diwali y Khaldi. Hoy en día, los principios de Ayurveda no han cambiado mucho, y las mujeres continúan usando los mismos ingredientes en sus mascarillas.

Los cosméticos en el antiguo Egipto y la rutina de belleza de CleopatraLos antiguos egipcios también cuidaban su piel. Obsesionados con su apariencia, ellos hicieron las mascarillas de arcilla, y más tarde, de leche y miel. Cleopatra fue una de las primeras mujeres que introdujo estas rutinas de belleza. La reina, conocida por sus baños exfoliantes con leche de burra, se aplicó una mascarilla de barro del Mar Muerto dos veces por semana para limpiar su piel y mantenerla radiante.

Cuidado personal en la Edad MediaMás tarde, las rutinas de cuidado facial empezaron a popularizarse en el Oeste y en Europa. Al ver las pinturas medievales, resulta evidente que todas las mujeres intentaron conservar una piel de porcelana. A veces, recurrían a métodos peligrosos para aclarar su piel (por ejemplo, se aplicaron sanguijuelas en la cara o hicieron mascarillas con sangre de ternera y liebre).

De los inventos de la época victoriana a las microagujas: historia de las mascarillas faciales

Esta obsesión no ha desaparecido en el Renacimiento. La moda de la piel de porcelana había prevalecido también durante el reinado de Isabel I, quien se aplicó capas de blanco para disimular los rastros de viruela en su cara. Las mujeres también usaron plomo blanco y mercurio (que son las toxinas muy peligrosas) mezclados con miel y aceite de oliva.

Los cosméticos modernos aparecieron en los siglos XVII-XVIII, cuando las mascarillas se convirtieron en algo común para los europeos. Junto con una variedad de perfumes y maquillajes, la reina María Antonieta de Francia empecé la tendencia del cuidado de la piel: ella mezcló las claras de huevo con varios solventes (incluso brandy) para preparar las mascarillas. La reina pensaba que la piel sana es igual de importante que un maquillaje lujoso.

Logros cosméticos del siglo XIXPara el siglo XIX, el mercado había cambiado por completo debido a la aparición de los grandes almacenes. Los productos y accesorios cosméticos se entregaron de Europa a América. Uno de esos inventos de la modista Madame Helen Rowley cambió toda la industria de la belleza. En una casa de Ohio, Rowley creó su famosa “máscara de baño”, también conocida como “guante facial”, patentada en 1875. La máscara tenia que limpiar los poros y aclarar el tono de la piel. Pero en realidad, este producto estaba hecho de goma, que no hacía más que aumentar la sudoración en las mujeres. Pronto las máscaras fueron retiradas del mercado debido al alto riesgo de asfixia.

Cuidado personal en el siglo XXSin embargo, en el siglo XX aparecieron muchos análogos de la revolucionaria máscara de Rowley. En ese tiempo comenzó la búsqueda de cosméticos seguros y efectivos para el cuidado de la piel. Poco a poco, el maquillaje se hizo accesible no solo para los sectores privilegiados de la sociedad y ciertos grupos de ciudadanos. La gente dejó de asociar la cosmética con las actrices y prostitutas (en ese tiempo, no había mucha diferencia entre estas profesiones). Las empresarias americanas de origen polaco Helena Rubinstein y Elisabeth Arden abrieron las boutiques populares en Nueva York que proclamaron el cuidado de la piel como una forma de vida. Empezaron a surgir muchos salones de belleza que ofrecían una gran variedad de tratamientos faciales.

Remedios modernosEn el año 2010, cuando empezó el boom de la cosmética coreana, las mascarillas faciales se convirtieron en un best-seller. Hoy en día, los productos impregnados de suero, finos y fáciles de aplicar, se pueden usar no solo en casa, sino también sobre la marcha (por ejemplo, en el avión o en un atasco).

De los inventos de la época victoriana a las microagujas: historia de las mascarillas faciales
  • 216
  • ¿Puedo enviar una máscara facial por mar?

Artículos relacionados