Balance 2021 y proyecciones 2022 junto a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres

  • Por:jobsplan

22

09/2022

En el sexto y último capítulo de la séptima temporada de Mujeres en Sintonía hicimos un balance de lo que fue el 2021 y algunas proyeciones para el 2022 junto a Silvana del Valle, feminista e integrante de la Coordinación Nacional de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Escúchalo aquí

Reflexionamos sobre algunos de los hitos feministas del 2021 y abordamos las diversas manifestaciones de violencia contra mujeres en contexto de pandemia, entre ellas la violencia femicida, y la urgencia de absolver a las mujeres que se han defendido de agresores. También conversamos sobre lo más reciente ocurrido en la Convención Constitucional y la articulación feminista dentro de ella.

Una de las consecuencias más evidentes que ha tenido la pandemia, y con ello los momentos de confinamiento y desconfinamiento, fue dar cuenta del recrudecimiento de la violencia contra mujeres y niñas, y cómo les ha afectado más fuerte en ámbitos sanitarios, sociales y económicos, además de otros grupos sociales históricamente vulnerados.

Entre ellas se encuentra la sobrecarga de trabajo doméstico y de cuidados para las mujeres, una mayor tasa de desempleo, indicando como razón mayoritaria la realización de labores domésticas y de cuidado en la casa, y más precarización al tener que acudir al trabajo informal, según el estudio de “Género y empleo: impacto de la crisis económica por Covid-19”, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Además, se profundizaron cuestiones que las organizaciones feministas ya habían advertido: la violencia en contexto íntimo y sexual durante la cuarentena, la falta de acceso a salud sexual y reproductiva, que incluye la postergación en tratamientos y citas ginecológicas, una incorrecta implementación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y las circulación de pastillas anticonceptivas defectuosas que provocaron que al menos 111 mujeres quedaran embarazadas sin querer estarlo.

“Desde el primer momento comenzamos a reflexionar y, con el desarrollo de la pandemia, fuimos constatando que todas estas cuestiones que habíamos puesto en la palestra estaban ocurriendo que el Estado no estaba respondiendo adecuadamente y que en definitiva éramos nosotras, las organizaciones de mujeres feministas, las mujeres autoconvocadas, quienes enfrentamos la pandemia en todos los niveles desde la salubridad hasta la mantención de la vida”, señaló Silvana del Valle.

Resistencia feminista durante la pandemia

Durante este periodo, diversas organizaciones feministas, sociales y populares, que se coordinaron y fortalecieron desde la revuelta del 18 de octubre de 2019, se articularon solidariamente en contexto de pandemia para paliar de manera colectiva los efectos de la crisis. También se hicieron cargo de tareas como la contención y orientación para enfrentar la violencia contra las mujeres en sus respectivas comunidades y/o territorios, entregar o derivar a apoyo legal, psicológico, entre otros.

Un ejemplo fue la iniciativa feminista En Red Nos Cuidamos que nace en 2020, en la que se distintas organizaciones y coletivas feministas a lo largo del país se articularon para ver qué tipo de acompañamiento y apoyo podían prestar en cada territorio y así difundirlo.

 Balance 2021 y proyecciones 2022 junto a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres

Reflejo de la organización continua es el “Catastro Plurinacional de Experiencias de Economía Solidaria”, elaborado por la Carpa de las Mujeres, publicado durante el primer semestre de 2021 y que da cuenta de 55 experiencias de economía feminista y solidaria que anteceden al periodo de pandemia.

Sobre violencia femicida

Con respecto al acceso a la justicia para mujeres, sigue siendo insuficiente en las expresiones más extremas que tiene la violencia machista como lo es el femicidio. A pesar de que el concepto está más instalado que en años anteriores, la violencia femicida persiste y se sostiene en el tiempo.

Durante el 2021, 54 femicidas asesinaron a 54 mujeres y niñas. No obstante, el SernamEG consideró 44 femicidios el mismo año. Si bien se ha acortado la brecha entre la institución y la Red Chilena desde el 2010 hasta la promulgación de la Ley Gabriela en 2020, continúa habiendo una diferencia.

“Las instiuciones no quieren reconocer que hay más femicidios de los que ellos registran”, apuntó Silvana, haciendo hincapié en que la explicación de dicha brecha está en la reticencia de las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley Gabriela -que amplió la tipificación de femicidio en 2020-, que lo considera como el asesinato de una mujer a causa de su género, sin importar la relación que exista con el agresor.

Asimismo, el registro de femicidios que realiza la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres consigna que dos de las niñas víctimas de femicidio fueron asesinadas como un castigo femicida, debido a que su padre quería dañar a su madre. Además, cuatro mujeres se suicidaron por la violencia que ejercía un agresor en su contra; y un niño y cinco hombres fueron víctimas colaterales de violencia femicida.

Justicia para Nicole Saavedra

Silvana del Valle, que es abogada querellante de Olga Bahamondes, madre de Nicole, se refirió a este caso como “un éxito del trabajo feminista y lesbofeminista. Hay algunos hitos importantes, situaciones que antiguamente no eran condenadas que hoy lo están siendo”, destacó.

Sin embargo, la causa aún no se cierra porque se encuentra “durmiendo” en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, luego de que la defensa del lesbofemicida presentara un recurso de nulidad. A esto se suma que cinco activistas de Justicia por Nicole -entre ellas María Bahamondes, prima de Nicole- están siendo criminalizadas por Fiscalía por exigir justicia en 2019. Su juicio se desarrollará en febrero de 2022.

Otros hechos que han ocurrido por la lucha de familiares, las feministas y lesbofeministasque han realizado en los territorios ha sido la persecución de quienes se defienden y exigen justicia. “Esa actividad persecutoria en contra de quienes exigen justicia, de las defensoras de derechos humanos, es algo que se ha mantenido en el tiempo. Ha habido muchas situaciones de persecución a quienes se defienden, cuando exigir justicia no es delito”, concluyó Silvana del Valle.

Mujeres que defienden sus vidas

Muchas veces, luego de haber recurrido a los canales que dispone la institucionalidad para solicitar ayuda y no recibir protección, las mujeres son asesinadas. Así ocurrió en al menos ocho de los femicidios y en dos de los suicidios femicidas cometidos durante 2021. La misma institucionalidad en ocasiones ha dicho no tener la capacidad para actuar efectivamente en todas las situaciones de violencia que son denunciadas.

Una situación que se destacó durante la conversación del 6to capítulo de Mujeres en Sintonía fue aquella que viven las mujeres que, luego de haber vivido violencia extrema por parte de quien era su pareja, han defendido su vida, muchas veces como acción desesperada.

Ante esto, la respuesta del Estado tiende a ser común: criminalizar a las mujeres que se defienden. Así fue como condenaron a Katty Hurtado Caamaño a 20 años de cárcel en Calama, luego de descartar la línea investigativa sobre la violencia que su pareja ejercía en su contra, situación que incluso el hijo en común de Katty y el agresor ha afirmado en su calidad de testigo.

A lo anterior se suma la historia de Cinthya Concha en Tomé, quien por defenderse de su pareja agresora se enfrentará a juicio oral durante 2022, ante lo cual organizaciones feministas se han articulado para exigir libertad para Cinthya. #YoTambiénMeDefendería

Desde la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres se exige la absolución para las mujeres que se defienden, como sucedió con Sara Cadin en la región de Aysén durante 2020, quien, gracias a la acción feminista que exigió su libertad y a la labor de su abogada defensora, fue sobreseída definitivamente por el tribunal, el que consideró su acción como legítima defensa.

Todo el territorio se vuelve feminista

En cuanto a la Convención Constitucional, la Red Chilena junto a otras organizaciones feministas han respaldado la labor de las mujeres feministas que integran este espacio institucional, el cual promete avanzar en asuntos claves para las mujeres en el país y que ha quedado evidenciado en la acción conjunta de levantar normas e iniciativas en dicha línea.

Este trabajo “tiene un correlato con lo que está sucediendo en muchos otros espacios y las discusiones que estamos teniendo como feministas tanto en lugares institucionales como en nuestros propios espacios de activismo” se señaló en la conversación, que concluyó que “sosteniendo lo que ha desarrollado hasta ahora la Convención, que tiene un carácter descentralizado y que plantea la participación popular a través de distintas formas, por supuesto que esperamos que se apruebe la nueva Constitución”.

Además, se invitó a la audiencia a guardar una firma para la #IniciativaPopularFeminista por una vida libre de violencia para mujeres, niñez y disidencias sexo genéricas, que es una propuesta de contenidos para la nueva Constitución, elaborada colectivamente entre organizaciones feministas y de disidencias sexo genéricas.

Por último, se relevó la importancia del feminismo como fuerza política, tanto en el espacio de la Convención como en espacios organizativos fuera de la institucionalidad, como un movimiento que ya cuajó en la sociedad y que ha sido fundamental en el cuestionamiento al orden patriarcal establecido y en la construcción de formas de relacionamiento libres de violencia. El feminismo ha sido clave en el planteamiento de formas otras de organizar la sociedad y sostener la vida, que no se basen en la explotación de las mujeres ni en la precarización sus vidas.

Escucha y mira la transmisión

Puedes escuchar el programa completo en Facebook, Ivoox y Spotify.

Tweet

 Balance 2021 y proyecciones 2022 junto a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres
  • 140
  • un modelo feminista para el cuidado de la salud de la mujer

Artículos relacionados