¿Son necesarios permisos para coger níscalos, boletus y otras setas en la Comunidad de Madrid?

  • Por:jobsplan

07

07/2022

El otoño es la época del año idónea para la recogida de uno de los productos más codiciados de nuestra gastronomía: las setas. Níscalos, boletus o champiñones, se pueden encontrar multitud de especies de hongos en nuestros montes, aunque hay que tener una serie de conocimientos básicos en micología para distinguir cuáles son comestibles y cuáles pueden provocarnos una intoxicación.

Este es el primer consejo básico de los expertos en medioambiente y micología antes de ir a recoger setas durante estos meses del año. No todas las personas que se adentran en los bosques saben cómo hay que recoger setas, por lo que hay que consultar con expertos previamente para tener las herramientas adecuadas y, sobre todo, respetar el ecosistema.

¿Está permitida la recolección de setas en Madrid?

En el caso de la Comunidad de Madrid, las mejores zonas para recolectar este manjar las encontramos en la Sierra de Guadarrama, al norte de la región, donde se pueden encontrar boletus edulis, setas de fraile, mansarones, níscalos, champiñones silvestres o setas de cardo, entre otras variedades.

Cuatro tipos de champiñones comestibles que puedes encontrar en el campo o en el mercado

Alameda del Valle, el Valle de El Paular, el Puerto de Canencia o el Puerto de Cotos son algunos de los lugares preferidos por los aficionados a la micología para pasar un día de senderismo y aprovechar para recolectar algunos ejemplares de setas. Pero, ¿se requiere algún permiso especial en la Comunidad de Madrid?

¿Son necesarios permisos para coger níscalos, boletus y otras setas en la Comunidad de Madrid?

En determinadas comunidades es necesario solicitar permisos específicos para poder ir a recoger setas. La Ley 16/1995, de 4 de mayo, Forestal y de Protección de la Naturaleza de la Comunidad de Madrid determina en el artículo 76 referente a los aprovechamientos que "la recogida consuetudinaria de leñas, frutos, plantas, setas o residuos forestales en los montes públicos, podrá realizarse sin más requisitos que el consentimiento tácito del propietario del monte".

En este sentido, la Comunidad de Madrid "podrá regular este tipo de aprovechamientos en los montes de utilidad pública, no pudiéndose establecer tasas por tal concepto".

¿Dónde se requiere una autorización?

Por su parte, el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, que regula este asunto, establece en el artículo 59 que la recogida de setas es una "una actividad compatible con la conservación", siempre que se realice en terrenos con un plan de aprovechamiento aprobado.

Cómo se limpian las setas correctamente para no dañarlas

La recolección de setas se considera una actividad tradicional y compatible para uso propio, "salvo en las Zonas de Reserva y las Zonas de Uso Restringido tipo A donde estará prohibida", añade. Además, solo los vecinos de los municipios del área de influencia socioeconómica de la zona de recogida podrán comercializar con estos productos.

La recogida en estas zonas "estará sometida a la autorización por parte de la propiedad de los terrenos, sin perjuicio de las licencias o demás requisitos necesarios para poder realizar la actividad, estando prohibida la recolección episódica y siempre atendiendo a la siguiente regulación general".

Como detallan en la web del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, se pueden recoger setas "en la mayor parte de los montes regulados del parque" pero los visitantes tiene que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Como añade la Comunidad de Madrid en un documento sobre buenas prácticas en el medio natural en temporada de setas, "la recolección está permitida, pero es necesario seguir una serie de normas básicas". De esta manera, resulta necesario "conocer el terreno por el que se va a circular para saber si se trata de un lugar privado o con alguna normativa que restrinja la recogida".

La normativa de la región "concede el derecho a que cualquier particular, de forma puntual, pueda beneficiarse del recurso micológico en montes públicos, pero puede quedar limitado por el propietario del monte".

La importancia de disfrutar de la micología sin riesgos

En la Comunidad de Madrid no existe un permiso de carácter general para poder recoger setas, pero sí resulta realmente necesario tener conocimientos básicos o acudir con la compañía de expertos en micología para que no sea una actividad peligrosa.

Como recuerdan desde la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, hay ocho Centros de Educación Ambiental repartidos por la región en los que se pueden realizar varias rutas dedicadas a la recogida de setas donde aprender a reconocerlas.

¿Son necesarios permisos para coger níscalos, boletus y otras setas en la Comunidad de Madrid?
  • 160
  • un parque forestal del centro de salud de la mujer preferido

Artículos relacionados