El 62% de embarazadas en Europa no estuvo acompañada al dar a luz en los primeros 16 meses de pandemia de la Covid-19

  • Por:jobsplan

27

03/2022

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de COVID-19 ha provocado deficiencias y grandes desigualdades en la atención de las madres y los recién nacidos en Europa, según un estudio realizado por investigadores suecos que denuncia que hasta al 62 por ciento de las mujeres no se le permitió estar acompañada por su compañero de elección en la sala de partos durante los primeros 16 meses de pandemia.

El estudio, publicado en la revista científica 'The Lancet Regional Health Europe' y presentado por la Universidad de Gotemburgo y la Universidad de Lund, señala también que el 42 por ciento tuvo dificultades para obtener la ayuda adecuada durante el trabajo de parto y el 31 por ciento sobre la lactancia.

Basado en una encuesta transversal en 12 países europeos a un total de 21.027 mujeres, desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 30 de junio de 2021, ha utilizado los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El propósito del estudio fue informar la calidad de la atención durante el embarazo y el parto, según lo informado por las propias mujeres, durante la pandemia de COVID-19 en Europa.

Los principales hallazgos incluyeron una calidad de atención general más baja percibida por las mujeres que se habían sometido a una cesárea y grandes diferencias en el estándar de atención brindado en los diferentes países de Europa.

El 62% de embarazadas en Europa no estuvo acompañada al dar a luz en los primeros 16 meses de pandemia de la Covid-19

Las mujeres de Croacia, Rumania y Serbia informaron de los niveles más bajos de atención materna y neonatal, mientras que los más altos se registraron en mujeres que dieron a luz en Francia, Luxemburgo, España, Suecia y Alemania. Otros países incluidos en el estudio fueron Italia, Noruega, Portugal y Eslovenia.

Las mujeres más jóvenes y las que se sometieron a parto instrumental (foceps o ventosa) obtuvieron calificaciones de calidad significativamente más bajas. Un hallazgo notable para Suecia fue que solo al 36 por ciento de las mujeres se les pidió su consentimiento antes del parto instrumental, mientras que el uso insuficiente de equipo de protección también fue otra característica distintiva.

Los investigadores recuerdan que, hasta la fecha, faltan estudios comparativos que evalúen cómo las mujeres han percibido la calidad de la atención materna y neonatal durante la pandemia. "El estudio es único en el sentido de que informa sobre cómo más de 21.000 mujeres de 12 países europeos han experimentado la calidad de la atención materna y neonatal durante la pandemia de COVID-19", ha explicado la investigadora a cargo en Suecia es la doctora Helen Elden, profesora titular y profesora asociada de salud reproductiva y perinatal en el Instituto de ciencias de la salud y la atención, la academia Sahlgrenska y la universidad de Gotemburgo.

Según los investigadores, los resultados del estudio pueden ayudar a impulsar medidas para mejorar la atención materna y neonatal en Europa. "El estudio muestra que es importante reducir las desigualdades y promover una atención basada en la evidencia y centrada en el paciente para todas las madres y recién nacidos en Europa, tanto mientras la pandemia continúa como después", concluye Helen Elden.

El 62% de embarazadas en Europa no estuvo acompañada al dar a luz en los primeros 16 meses de pandemia de la Covid-19
  • 194
  • ¿Puede la salud de la mujer np dar a luz?

Artículos relacionados